img

Cuál es la faja corecta para mí

Esta es quizás una de las preguntas más comunes que recibimos a través de correos electrónicos, visitas y personas que simplemente quieren comenzar el entrenamiento de la cintura, pero no saben por dónde empezar.

Una de las primeras cosas a considerar es su propósito. Cuál es la necesidad de una faja? Es para bajar de peso, para usar durante el embarazo, para usar después del parto, uso post-quirúrgico después de una cirugía plástica, o simplemente rockear para una noche con tu vestido negro favorito?. Definir la necesidad es lo más importante, ya que cada modelo de faja está destinado a una necesidad específica.

Como dice el refrán: “Como dos gotas de agua”, una referencia utilizada para transmitir que dos cosas son iguales, las fajas pueden verse idénticas, pero cada una de nuestras prendas es única y especializada acorde al uso y a la necesidad. Pero todas están hechas con tecnología de micro encapsulado en la tela que contiene ingredientes botánicos que ayudan a respaldar lo que cada cliente necesita: Vitamina E, algas marinas, ginkgo biloba y otros ingredientes botánicos. Si bien esto es cierto, lo que marca la diferencia es el uso de la prenda.

Lo siguiente a considerar es el tipo de tela que desea para lograr sus objetivos. Ofrecemos compresión tanto alta como normal, siendo la compresión alta la recomendada por nosotros. Por ejemplo, si se sometió a una cirugía plástica, la compresión alta ayudaría, ya que la prenda ofrece propiedades antiinflamatorias y ayudará a su proceso de curación. Otra razón por la que las personas consideran las prendas de alta compresión es por su tejido y lo bien que comprimen sus curvas, dejando su cuerpo con un aspecto esculpido ..Quítate de en medio, Kim K!

La compresión normal es ideal para usar todos los días, si está buscando obtener una “Cobertura ligera” para usar debajo de la vestimenta de trabajo, o simplemente desea probar los productos sin tener que invertir en una alta compresión, entonces definitivamente opte por esta opción (en cuanto al precio, hay una diferencia de $ 30 dólares entre la compresión alta y la normal).

…Con compresión o sin compresión?, Mientras que si simplemente escribe en su barra de búsqueda: “cual es la mejor faja para mí”, la mejor manera de hacer la búsqueda es saber que tiene tantas opciones como una tienda de golosinas. Junto con la opción de compresión, también es bueno mencionar que tenemos una alternativa de cremallera, en vez de botones, para los clientes que desean tener más tiempo en las mañanas para prepararse y menos tiempo para luchar con la compresión y el ajuste; jeje

Además de tener una idea de la preferencia de compresión y el cierre, también es bueno saber cuánto tiempo va a usar su faja y cuál será el uso. Quieres que sea hasta la rodilla, la misma longitud que tus jeans? O una prenda lo suficientemente discreta como para ser tan corta como tu ropa íntima? Antes de buscar una faja, recomendamos considerar para qué usará la prenda.

Por último, tenga la mente abierta. Es bueno saber lo que le gusta, para qué necesita la prenda, su presupuesto, pero también es importante saber que la recomendación del médico siempre es lo mejor.

Comer limpio 101- ¡La manera simple!

Desea preparar comidas sanas pero no sabe por dónde empezar? Ves todos los lindos tableros de Pinterest, los jugos verdes y los envases empacados y parece tan limpio y organizado, ¿verdad? Decidimos hacer un artículo corto y dulce que, con suerte, después de leer, pueda preparar la comida sana que desea en pocos pasos.

Lo primero que debe hacer antes de ir de compras y adquirir contenedores nuevos es preguntarse, ¿cuántas comidas preparará? Prepararás solo el almuerzo, o para todo el día?

Después de saber cuántas comidas preparará, puede clasificar los tipos de alimentos en las categorías que comprará, lo redujimos a tres categorías:

  1. Proteína: pechuga de pollo, carne molida de res, jamón, pavo, productos de soya, lácteos, pescado (con pescado debes tener cuidado, ya que no puede estar en el refrigerador por mucho tiempo) Recuerda, la regla de los cuatro días (LOL)
  2. Carbohidratos: ahora, cuando se trata de carbohidratos, hay dos tipos: simples y complejos. Los carbohidratos simples son frutas, verduras, azúcar, miel, etc. Luego, los carbohidratos complejos: verduras, maíz, guisantes, cereales, pasta, arroz, frijoles y muchos más.
  3. Grasas: ahora hay todo tipo de alimentos que podríamos enumerar para las grasas, pero como nos estamos centrando en una alimentación limpia, algunos son mejores que otros. Recomendamos agregar semillas, nueces, aguacates, almendras, mantequilla de maní, mantequilla de almendras, aceite de oliva, aceite de coco.

Ok, genial, ya tengo todo lo que necesito. Ahora, ¿qué comidas puedo hacer?

A continuación, haga una lista semanal completa de las posibles comidas que sabe que serán adecuadas. Como recién está comenzando, establezca pequeñas metas en la preparación de su comida. Los cambios comienzan poco a poco, así que, si crees que solo puedes preparar tus comidas y bocadillos, ¡eso también está bien! Otra cosa a tener en cuenta son sus calorías y recomendaciones médicas. Si está comenzando una rutina para bajar de peso y sabe de antemano qué alimentos dijo su médico que debe evitar, agréguelos a su lista de alejamiento.

Y ahora, la parte divertida:

Teniendo en cuenta las proteínas, los carbohidratos y las grasas saludables, tome cualquier hoja del calendario y escriba debajo de cada día una posible comida que desee. A continuación, se presentan algunas ideas para diferentes momentos del día.

Por ejemplo, lunes: pechuga de pollo, claras de huevo cocidas, pepinos y tomates. (almuerzo)

Martes: ensalada de pollo a la parrilla envuelta en lechuga (cena)

Miércoles: rodajas de queso cheddar doblado de pepperoni, apio y huevos duros. (bocadillo)

Jueves: bistec con papas y brócoli (almuerzo)

Viernes: tazón de huevo y aguacate (desayuno)

Sábado: Tazón de desayuno: elija un carbohidrato con el que esté familiarizado (avena) y frutas (arándanos, fresas, mango) y, por último, agregue algunos copos de coco, ¡ta-dah!

Domingo: camarones con miel, ajo, arroz integral y brócoli.

Después de tener una idea de qué hacer, siéntase libre de agregar más comidas, descubrimos que cuanto más planifique sus comidas en papel, más entusiasmado estará de probar más recetas para las próximas semanas.

Esperamos que este artículo le haya resultado útil, ¡ahora está listo para dar el siguiente paso: ir de compras!… Recomendamos imprimir este artículo y llevar su calendario de comidas para que no sea dirigido inconscientemente al pasillo de las galletas; solo digo.

Let’s stay in touch, subscribe to receive special offers!

Would you be interested in growing your business with us? If you’re thinking of starting a business

Contact us today

Sign up

Plus you’ll be the first to know about sales & events.